El gusano de la manzana

Resultado de imagen para Sexta linea del metrobus

por Erazo Jasso Osvaldo y Navarro Delgado Christopher

Comenzó en otoño

Una fria mañana de la av. Francisco Morazán, cerca de la Colonia La Pradera, recibe a un grupo de obreros que llevan intrucciones de iniciar excavaciones. Es el 15 de noviembre de 2014 y ni el estridente golpeteo de la maquinaria, ni las densas nubes de polvo que se levantan al son de las paleadas podrian ocultar la controvesia inminente. Los vecinos interrumpen sus atareadas labores matutinas para contemplar curiosos el impacto a la que es una de sus avenidas principales. La minoria informada se encarga de poner al tanto al resto sobre la construcción de un nuevo transporte en la zona cercana a la Avenida Central y al metro Villa de Aragón. La sexta linea del metrobús saldrá de la Avenida Francisco Morazán doblará en la 412 para cruzar la 499 y Loreto Fabela, donde se convierte en la Calzada San Juan de Aragón; pasrá por Martín Carrera y concluirá su recorrido en el llamado paradero del Rosario.

Al dar un paseo por la avenida 412, una via cuyo doble sentido lo dividen largos camellones arbolados, se pueden descubrir numeroso negocios locales repartidos a cada lado de su extención. El empleado mejor pagado del autolavado Victoria, cuya especialidad es el lla limpieza con espuma activa, Leonardo García, como cada dia, trabaja arduamente para brindar un buen servicio a los pocos automovilistas que aún buscan sus servicios y que no hacía mucho se contaban por docenas. “Últimamente hemos tenido muy pocos clientes,” confiesa con un tono de queja al mirar hacia las excavadoras y la reducción a la vialidad que para él, es un desastre traido por el Metrobus a la avenida, “casi nadie se acerca por eso de la construcción que dificulta la circulación”. Su número de clientes casi se redujo a la mitad al saber que tras su lavado, su auto se encontraría con el polvo y la tierra que levanta la construcción.

Papelito habla

La secretaria de Movilidad dio a conocer la aprobación de la implantación del corredor de transporte público colectivo de pasajeros Metrobús Eje 5 Norte que dará servicio como Línea 6; asimismo, quedaron establecidas condiciones generales para su operación.

En la Gaceta Oficial del gobierno capitalino se informó que tendrá origen en la Av Francisco Morazán, entre la av central y la calle 1551, en los límites de la delegación Gustavo A madero y el municipio de Nezahualcóyotl, con destino a las inmediaciones del Centro de Transferencia Modal El Rosario, con vialidades que conforman el trazo del corredor.

Ingenieros, topógrafos y proyectistas ya comenzaron las mediciones y trabajos para realizar las obras inducidas que abrirán pasó a la construcción de una nueva línea de Metrobús.

De acuerdo con Guillermo Calderón, director del Sistema Mertrobús, se preveia que sería en la segunda quincena del mes de noviembre de 2014, cuando se iniciaría formalmente con los trabajos del sistema confinado y cuya duración se extrenderian a lo largo de aproximadamente un año.

En entrevista para Mas por Mas, el funcionario asegurpo que al igual que la línea 5 (que corre de San Lazaro a Rio de los Remedios) se utilizaran estaciones prefabricadas, que eliminan amplios tiempos de obras. Ademas “permiten reducir significativamente las molestias diarias para vecinos de las zonas aledañas y automovilistas, pues las obras son de adaptación y el montaje de las estructuras metálicas se lleva a cabo por la noche” afirmó el funcionario Guillermo Calderón.

Dos caras a la moneda

En el principio de la construcción de la línea, del lado de la Av Francisco Morazán, cercanas a la av central, se torna muy difícil el acceso a los automóviles, ya que se les corta por el momento un buen tramo de la calle, y por las excavadoras y maquinaria centrada en la zona, han dado rutas alternas y desviado el curso de los automovilistas.

Jorge Méndez, que cada día deja a su hijo en el colegio de Bachilleres plantel 9, ubicado en la sexta sección de Aragón, y cuyo acceso más directo se encuentra pasando por Morazán, le afecta de manera directa en el acceso a su destino. “por el momento está afectando de manera dramática la circulación y varias personas como yo, tenemos que dar una vuelta más larga para llegar a nuestro destino”. Durante la estancia de las excavadoras se cortó el paso de a los automoviles y al autobús que será sustituido por el nuevo Metrobús. Las estrechas vias alternas afectan tanto a los usuarios de este medio de transporte como a los vecinos.

“Debemos de ser pacientes,” expone Jorge Méndez, padre de familia y conductor, “porque no es fácil ni rápido la construcción de este tipo de transporte, pero te aseguro que al término de la obra traerá más beneficios a la comunidad que lo que estaba antes”

Platicando con Carlos (no compartió su apellido), un taxista familiar a la zona, mencionó que “la organización del Metrobús la hicieron con las patas. El autobús que va a ser remplazado, cumplía con una buena ruta, pasando por el deportivo los Galena y por Casas alemán, cosa que el nuevo medio va a rodear debido a la infraestructura, y al poco espacio que hay en estas zonas. ¿Ahora que va a hacer la gente que vive cerca de ahí, y que las nuevas estaciones del metrobús no van a ser iguales a la antigua ruta?” pregunta furioso, condicionando la situación del gobierno, que solo quiere hacer negocio. “La gente va a tener que caminar para llegar a sus casa, o de plano tomar un taxi” se responde frustrado.

Las mejores intenciones

El Gobierno del Distrito Federal justificó la construcción de la Línea 6 del Metrobus, con la publicación del balance oferta-demanda de transporte público, en el Eje 5 Norte. De acuerdo con el documento, publicado el 6 de Febrero en la Gaceta Oficial del DF, el transporte que brinda servicio en esta zona de la ciudad es obsoleto, contaminante, no cuenta con características de accesibilidad universal, ni con los recursos necesarios para ser modernizado, por lo que es necesario sustituirlo por una línea del Metrobús. El precio sería accesible y acorde a lo ya establecido; que son $6.

 

Precisa que de las 295 unidades que circulan por el Eje 5 Norte y algunas calles aledañas, 37% son microbuses con una antigüedad de 20 años; es decir. Se trata de modelos 1994 o anteriores.También brindan servicio autobuses largos con modelos 1997 o más recientes, y autobuses cortos con antigüedad de 12 años o menos.

“Considerando lo anterior, 100% de este parque vehicular es de tecnología obsoleta, con altas emisiones contaminantes y 37% son micorbuses de baja capacidad que no fueron diseñados para el transporte de pasajeros.” Se lee en la gaceta.

También revela que los micros y autobuses carecen de las condiciones apropiadas para dar un servicio con accesibilidad universal, lo que afecta la movilidad de las personas con discapacidad y enfatiza que “en general estas organizaciones adolecen en mayor o menor medida de importantes deficiencias físicas, operativas, administrativas y económicas, que se reflejan en incapacidad para la renovación del parque vehicular, adquisición de tecnología ambiental actual, gestión y profesionalización del servicio”.

Con estos datos, el estudio concluye que es necesario mejorar el servicio para que cuente con instalaciones adecuadas para el ascenso y descenso de usuarios con necesidades distintas de movilidad, además de ajustar la oferta de transporte reduciendo el número de vehículos, por otros de mayor capacidad y menos contaminantes y mejorar la infraestructura vial.

 

Caminado por la zona de construcción sobre la calle 412, es posible encontrar un modesto puesto de ricas aguas de coco. Roberto, el joven que atendía el puesto bajo el intenso sol de la tarde, declaró que “Está muy bien la construcción del Metrobús, va a mejorar mucho la zona, con todo lo que incluye, drenaje nuevo, calles arregladas, un transporte mucho más seguro. Indudablemente, el nuevo medio va a ser más eficaz por que ya tiene un tiempo determinado en que recoja a la gente, ya que el autobús, en ocasiones se tardaba horas en pasar, y los domingos se tardaba aún mas. Con el nuevo Metrobús, ya no tenemos que preocuparnos de esto, además, va a pasar un poco mas noche”. El estuciasta vendedor, esperanzado, continua abriendo sus cocos ignorando la capa de polvo que lo cubre y así, el golpeteo de su machete se funde con el de la maquinaria pesada.

Referencias

Personas entrevistadas:

  • Leonardo García – empleado del auto lavado
  • Jorge Mendez – Conductor afectado
  • Carlos – Taxista del sitio 143 de la ciudad de Mexico
  • Roberto – chavo, que atiende el puesto de aguas frescas
Anuncios