¿Qué estás buscando?

Las redes sociales para adultos

Nada se me ha perdido

Anochece. La obscuridad que inunda mi humilde y desordenada habitación de estudiante se ve invadida por la luz de la pantalla de mi celular. El mensaje que se refleja en mis anteojos me indica que Numidi está listo para chatear. De un salto me acomodo frente al ordenador y tras unos segundos, la notificación sonora de Skipe me avisa que mi entrevistado está en línea. De un click inicio la videollamada con quien apenas hace unos días contacté a través de Grindr. Una de las decenas de aplicaciones sociales de encuentros para adulto que se encuentran de manera gratuita en el Android Market.

Frente a mi, se muestra la figura de un hombre, supuestamente de 28 años de edad originario del Estado de México. Parece mirarme en su propia pantalla y me saluda con un cansado gesto que parece ser una sonrisa. “El 14 de febrero no sirve para nada más que para gastar.” Afirma con hastío, seguramente refiriéndose al promedio de 256 pesos que de acuerdo con la Cámara de Comercio de la Ciudad de México gasta el ciudadano. “Pero a fin de cuentas está solo el que quiere estarlo. Ya no hay pretexto. Antes que por pudor, pues ya no hay pudor. Después que por falta de medios y ahora los medios sobran; nada más que esta de vuelta el pudor, o yo qué sé, la mojigateria.” Recalca retirando el espeso cabello chino de su frente. “Es un afán de querer vivir una vida del cuento en la que milagrosamente se te aparece un príncipe azul, te enamora con su galantería y te lleva lejos, muy lejos de tu realidad para vivir felices juntos por siempre.” Mira detrás de si, hacia la pila de libros sobre su buró, como recordando algo. “Es increíble que a estas alturas del partido haya allá afuera gente tan enajenada que deje de vivir su vida por esperar a un hombre perfecto que jamás llegará… Me enferma ver a la gente en la calle peleando por pequeñeces cuando en su pequeña concepción monógama y cristiana de la vida jamás encontrar a otro que tolere sus defectos como el actual lo hace. No hablo de conformarse, eso sería peor. Cuando uno no es feliz en la relación lo peor que se puede hacer es aferrarse a lo imposible. Ahí lo tienes. Pareciera que me contradigo pero todo es parte del mismo.” El periódico La Jornada ya había evidenciado que para el 2012 y a partir de las reformas de 2008 los divorcios en el D.F. aumentaron un 60%, incluyendo aquellos del mismo sexo.

Él notó mi confusión. Numidi (que se trata de su nick o apodo en la plataforma) fijó sus profundos ojos negros en la cámara e hizo un intento por explicarme paso a paso como se lleva a cabo la interacción en Grindr “Se trata de vivir la vida al máximo al momento y por lo que dure. En los perfiles siempre soy honesto,” Dijo haciéndome notar que su experiencia se extendia a mas de una red social. Bien Pudo haberse referido a otras como Tinder, Hot or Not, Hornet, Mangunt, Dudesnude, Badoo, solo por nombrar algunas de las mas populares en México. “mis datos físicos son los reales y la descripción sobre lo que puedo dar lo que espero del otro también es muy clara. No pongo lo que busco porque nada se me ha perdido. Me molesta que le pregunten. Los bloqueo inmediatamente si lo hacen. Si me preguntas otra vez también terminare esta conversación.” Ante la amenaza traté de replantear la pregunta. “lo que quiere decir, es eso mismo, que no busco nada. Que no ando por la vida proyectando ligues, amigos o cogidas. Si me gusta su perfil por cualquier razón lo saludó y si no me contesta, ni insisto, ni me tiro al drama,  ni lo maldigo. Hay con quien sólo intercambio privadas,” (Fotografías ocultas al publico general y que suelen ser de naturaleza explícita) “con quién chateo de vez en cuando y a quién si topo alguna vez. Por supuesto también hay muchos otros que mando por un caño.” Ríe y se cubre el rostro pudorosamente. “Con quien pasaré este 14 dependerá de mi humor. Si de ver tanta pareja me siento solo, en 10 minutos consigo a alguien para pasarla y si no hayo a nadie pues ni modo me la jaló con sus fotos.” Ya lo había dicho y no pude contener la risa.

 

Busco Amor

San Valentín era un sacerdote que, hacia el siglo III, ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. Se ha recorrido ya aun largo camino desde aquellas épocas en las que valores como el amor, el honor y la verdad iban de la mano. Ahora puedo decir con confianza que amo al gato gris que ronronea sobre mi espalda mientras espero sentado frente a la computadora a que se conecte la videollamada con Miracle19, un joven chilango de alrededor de 20 años de edad que me mando un guiño por ManHunt a un par de horas de haber abierto una cuenta. “No sé si lo has notado.” Me dice asomando la cabeza de entre una mortaja de cobijas para protegerse del frio. “Cada vez hay más gente que le pone su perfil: no creo en el amor. A mí me da mucha curiosidad preguntarles porque. Nunca me he atrevido pero no me imagino que contestarían: He salido con cientos de personas, de todas me enamoré y con ninguna funcionó; o la única persona que he amado me rompió el corazón y para olvidarlo, me cogeré a cuanto se deje.” Siento el frio de la mañana sabatina calando mi rostro previniendo una sonrisa empática de mi parte. “Ay no se,  es muy extraño. A mí no me ha ido particularmente bien en el amor. He llorado y rodado en el piso pero también he sabido salir adelante. Me duele la pienso dos veces antes de enamorarme pero jamás culparía al amor de mis desgracias, si mis caídas bien ganadas que me las tenia. Mira que no necesito a nadie para estar completo. Me sé estar bien sólo. Pero me gusta pensar que cuando la ente y uno mismo da de si, se dan cosas bonitas. Imagínate si diéramos todo. Pff,  que padre.” Inclusive Marcelo Ebrard durante su mandato dijo que la ley protegía al ciudadano de amar a quien quisiera.  “Por eso no me late que me digan cuándo le damos. Porque que estamos dando?” Impulsivamente descubrió su cabeza revelando el desaliñado cabello castaño que resplandecía rojizo al contacto con el haz de luz que se proyectaba por su ventana. “Sólo el cuerpo. Eso no lo es todo. No es nada. Cualquiera puede dar el cuerpo. Yo lo he hecho y nada más no me late. Me pongo muy nervioso. No nos conocemos y luego ni me acuerdo de su nombre y ni les interesa el de mío. Después a la mera hora estamos adivinando porque no nos conocemos no tenemos la conferencia de decir si nos está gustando o no. Terminamos y de cualquier modo me queda un vacío muy feo por dentro. Todo lo contrario que con mi novio.” Al mencionarlo, sus ojos también entran en contacto con la luz. Brillan de color miel. “¿Te dije que lo conocí ahí mismo en ManHunt?” Un estudio de statisticbrain revela que del total de parejas que se casan cada año, el 17% se conoció en internet. “Ya llevamos casi tres años y todo bien. Como toda pareja, ratos buenos, ratos menos buenos. Pero al menos a mí me esta durando mucho más que otros te conocí por la vida. No se que sea. Sí tenemos cosas en común, pero creo que es más bien porque yo ya sabía sobre él antes de decidir conocerlo en persona. No como en una cita normal en la que uno llega a conocer a la persona desde cero. Un perfil de da la ventaja de filtrar la gente que te atrae y que tiene intereses y preferencias afines a las tuyas. Hasta para eso hay que ser inteligente.” Al final no me pude resistir a preguntar… “¿Que si lo amo? ¡Claro! Y no necesito un santo para decirselo.”

 

No busco nada

“Me imaginaba que con tanto avances en la tecnología,  no tardarían en encontrar como fomentar las perversiones. Pero jamás lo hubiera imaginado lo fácil que es ahora andar de promiscuo.” Responde consternado Rodolfo Gonzales, un empresario de avanzada edad que aprovechando la derrama económica de alrededor de 1000mdp vende souvenirs del día de los enamorados en un puesto sobre la avenida Noria en la colonia Impulsora del Estado de México, cuando le platico sobre las redes sociales para adultos. “El problema es que no hay medidas de precaución. ¿Cuánto chamaquito no ha estar ahí metido sin saber cuan peligroso es tratar con cabrones desconocidos? Por eso los andan desapareciendo, los prostituyen y los venden por partes como carcachas. Sin los celulares a los hijos les podría tener en casa a la hora que se quisiera, porque si no, ya sabían que los estaba buscando por todos lados. Yo conocía a todos sus amigos y sus números de teléfono y sus direcciones. Ay de ellos si no estaba en donde decían estar. A todos los que conocían debían presentarlos en la casa y si no pasaban la prueba, por puros huevos no los volvían a ver.” No había forma de interrumpirlo. Continué escuchando atentamente mientras se las ingeniaba para cobrar y conversar al mismo tiempo. “Si llegaban tarde la puerta se les quedaba cerrada. Pasaban la noche en la calle además de la chinga que se llevaban en la mañana. Aunque mi vieja chillara y se metiera, tenia que hacerse porque era por su bien. Pregúntame si mis hijos volvieron a llegar tarde.” No hizo falta que preguntara. Contestó penosamente un instante después. “Pues la verdad si, pero porque eran unos cabrones; solo lo normal, lo que se necesita para la vida; para que sean hombres de bien pero no sé nos jodan tan fácilmente. Así salieron los que se casaron. Bien o mal siguen casados y los que están solteros tampoco le piden nada a nadie. Sólo con el menor fuimos más permisivos y salió gay. Lo amamos y respetamos mucho a sus amigos que trae a la casa.” Se detuvo un momento a pensar. “Con razón luego les pregunto de dónde se conocen les cuesta trabajo contestar. Con lo que me dices ya ni ganas me dan de volver a preguntar. Es que no comprendo cómo se anda viendo la gente sin conocerse. Con mujer estado toda la vida y si alguna vez llegue a estar con otra no hizo falta buscar en un catálogo para encontrarla.”

 

Busco sex y sexfriends

Son las 3:00 am y Sexotico0 ha accedido a skipear conmigo pero sólo en ese instante. Realizaba yo un trabajo de la escuela así que de cualquier manera no pensaba dormir mucho la noche que el fornido hombre de 38 años contesto mi solicitud de hacerle una entrevista. Su departamento de la roma debe haber estado mucho mejor aislado que mi cuarto puesto que en contraste con mis tres capas de ropa que necesitaba para protegerme del frio, él se dio el lujo de aparecer frente a la cámara con el torso desnudo. “El sexo es muy rico y hay que disfrutarlo mientras se puede. Ya de viejos no sirven bien las cosas y soló  andamos dando pena ajena. A todo el mundo le gusta coger y al que diga que no es un hipócrita un amargado o un feo. Entre más mejor.” Hasta hoy, Grindr tiene más de 4.5 millones de usuarios en 192 países. De acuerdo con Joel Shimkhai, fundador y actual presidente ejecutivo de Grindr, en América Latina, empezó específicamente en Brazil, que es el noveno país donde la aplicación es más popular. Pero México no está mucho más atrás ocupa el número 11. Hay más de 81 mil hombres en Grindr en México. Este número aumenta a diario. “Apoco no se anda más contento con mejor disposición hasta salen mejor las cosas. Siempre pongo de ejemplo a los mal cogidos de las oficinas de gobierno. Dime puto, promiscuo, lo que quieras; ninfómana no. Eso ya es exageración. Pero me siento mucho más feliz que los comprometidos, los fieles o los casados. Porque cuando ando con ganas y mi novio no (porque no me cierro a iniciar relaciones), nada más quedo con el guapo que esté más cerca. Su lugar, el mío, un hotel, un lugar público… las cabinas no me gustan por apestosas.” Hace un gesto de desagrado que tensa la mayoría de sus voluminosos músculos. José Luis Jiménez, Representante de la Asociación de Moteles, prevé una afluencia de 80% en habitaciones para las parejas que celebran San Valentín. “Encontrar un lugar donde coger qué es lo de menos. Si se rifa,  chido,  repetimos.  Si no,  sin problemas,  no lo vuelvo a ver,  no nos debemos nada y cada uno con su vida. Si a mi wey no le parece,  a la chingada. Uno,  porque esa actitud puritana me revienta las bolas, dos, porque no le pido fidelidad,  ni que fuéramos perros.” Los resultados de un estudio realizado por Facultad de Sicología y el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México muestran que 15% de las mujeres y 25% de los hombres han mantenido alguna vez en su vida relaciones extras con personas que no son su pareja. Y si se contabilizan las infidelidades sólo emocionales, es decir, que no involucraron sexo, los números se elevan a 35% en el caso de mujeres y 45% para los varones. El se expresa muy seguro y orgulloso, rascando con sus dedos su corto cabello y su abundante barba. “Lo que disfruto con otros es diferente a lo que siento y a lo que comparto con el. Ya quisieran muchos libertades así. Hasta se presta para más,  para armar tríos,  cuartetos,  orgías.  Si no lo aprovecha es su problema. Y tres,  porque siempre me protejo con condón para permanecer limpio.  Me da miedo que se me vaya a pegar algún bicho. SIDA, no ma’, toca madera. No tienes idea de la cantidad de gente,  de amigos que se han muerto de eso.” Por los festejos del Día del Amor y la Amistad la venta de condones en farmacias, tiendas de autoservicio y sex shops se incrementó hasta 30 por ciento. La gran variedad de texturas y sabores, y la seguridad que representa para quienes no quieren tener hijos, obligaciones o problemas al estar con alguien diferente a la pareja provocan que se vendan más preservativos este día que en el resto del año, comentaron encargados y empleados entrevistados en La Jornada. “Porque la putería y la precaución no están peleados. La verdad, si un perfil dice que tiene algo, o que so lo hace bareback,” (Sexo sin condón) “yo si me abro.  Si me da pena discriminar. Es decir, yo puedo tener amigos enfermos pero jamás podría acostarme con alguno de ellos. Estaría yo con mucho pendiente. Seguro no se me paraba.” En caso de que no hubiera quedado claro señaló con el dedo a su pene oculto de la vista de su webcam. “Sé de gente que tiene a sus novios, que se cuidan mucho y que no tiene problemas. Pero para que le busco si estoy consciente de lo riesgoso que es aún usando condón. Por eso me checo seguido. Si la gente lo hiciera, en otra situación viviríamos. Los exámenes no son caros y hasta los hacen gratis. Qué chido seria que pudiéramos hacerlo todos a pelo sin preocuparnos. Pero sólo lo hago con mi novio. “Detrás de el, sobre la cama que permanecía en penumbras, se acomodó una figura dentro del edredón. Se giro un momento y volvió a mirarme. “Apenas le dije: confía en que cuando estoy con alguien más me cuido por mí y por ti. ¿Puedo esperar lo mismo de tu parte? ¿Sabes que me respondió? Me dijo: puedes confiar en mí. Para mí eso es amor, amor de verdad.

 

 

Cibergrafía

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s